martes, 21 de febrero de 2012

44.

El titanic nos enseñó, que, hasta el amor más verdadero, se hunde

No hay comentarios:

Publicar un comentario