lunes, 6 de mayo de 2013

239.

Saca las espinas a las rosas que me regalas, aparta de mi a la gente mala. Estoy perdida, abuelo, ahora la única luz que me ilumina es la luna. Sabes que hablo contigo todas las noches, porque de pequeña me dijiste "Cuando no esté, mira al cielo y en la estrella que brille más fuerte estaré para escucharte". Y yo lo intento, pero creo que no puedo, quiero volver a sentarme en tu regazo para que me cures las heridas con besos mágicos, para que me tranquilices con la llama de tu mechero. No soy capaz de sacar la familia adelante, de unirlos como tú hacías. Te echo tanto de menos... Y no llega ir a verte una vez al año, llevarte una rosa a la tumba de mármol, para qué? para que se pudra contigo? Estoy muy sola sin ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario